17/6/16

LA CORONA, DE KIERA CASS




La Corona
~ Kiera Cass ~
272 páginas || 14'90€ || Roca Editorial
Rústica con solapas || 9788416498147
4'5/5


¡¡ATENCIÓN!!
La sinopsis contiene SPOILERS de los anteriores libros.

En La Heredera, se inició una nueva era en el mundo de La Selección.
Han pasado ya veinte años desde que America Singer y el príncipe Maxon se enamoraron. Ahora le toca el turno a su hija Eadlyn, quien tendrá que escoger entre treinta y cinco pretendientes, y está más que convencida de que allí no encontrará el amor verdadero.
Pero el corazón a veces hace de las suyas y nos sorprende, y Eadlyn se verá en una encrucijada en la que deberá tomar la decisión más difícil e importante de su vida.



    
      
  

"Para mí siempre serás Eadlyn. Y siempre serás la reina. Eres especial para todo el mundo. Y, para mí, eres infinitamente especial."


No os voy a engañar, tenía muchísimas ganas de descubrir el desenlace de esta serie que, hasta la fecha, tanto me había gustado; pero, por otro lado, también tenía cierto miedo por si el final no era lo que yo esperaba, por si no estaba a la altura del resto de libros, por si no me calaba. Pero os aseguro que quedé tan enganchada al libro, que no me duró más de veinticuatro horas entre las manos.

Todo continúa justo donde quedó el final de La Heredera. La familia real ha sufrido un gran contratiempo que hace peligrar el reinado de los Schreave y que obliga a Eadly, nuestra protagonista, a ejercer como reina regente. Para colmo, el ambiente que emana del pueblo no es nada positivo ni optimista: Eadlyn ahora más que nunca es consciente de que el pueblo no confía en ella, que la ven como una niña mimada y malcriada, incapaz de pensar en alguien más que no sea en ella misma. Pero está dispuesta a cualquier cosa por hacerles cambiar de opinión.

En esta última entrega me he encontrado con una Eadlyn mucho más fuerte y madura de lo que nunca pensé podría ser. Por fin se ha dado cuenta de que su comportamiento era de una niña malcriada y que no le hacía bien ni a ella ni a nadie, y ha sufrido un cambio no solo en su forma de ser sino también en su forma de pensar. En cierta parte este cambio puede deberse al nuevo y duro papel que debe desempeñar, puesto que de la noche a la mañana pasa de ser princesa a reina regente, con las obligaciones que esto conlleva.

Pero esta evolución en su persona no solo se aprecia en estas características, sino que también ha madurado y cambiado de opinión para con los chicos de la Selección. Es consciente que las circunstancias no son favorables y que el tiempo apremia, por lo que se ve obligada a disminuir de forma drástica el número de candidatos de la Selección. Además, dentro su ahora tan apretada agenda, está dispuesta a encontrar algún hueco para pasarlo con ellos, conocerles un poco mejor y seguir adelante con todo.

Sinceramente, me ha gustado y sorprendido muchísimo este espectacular cambio dentro de la protagonista, porque reconozco que en el primer libro me pareció no solo mimada y malcriada, sino también muy caprichosa e insoportable. Su evolución, sin duda alguna, es asombrosa. 

Por otro lado están los chicos de la Selección, dentro de los que destacaré a los que, para mí, siempre han sido mis favoritos: Kyle, Hale y Henri y, sumado a este último, Erik, su traductor. Lo cierto es que si yo tuviera que elegir a uno solo no sabría con cuál de ellos quedarme, porque cada uno tiene una cualidad especial que lo hace único. De igual forma, no puedo pasar por alto a otros personajes como el general Leger, Neena, Lady Brice y Marid, un nuevo personaje que se incorpora a la historia y que, os aseguro, da mucho juego.

"Escúchame bien, Eady: las guerras, los tratados e incluso los países van y vienen. Pero tu vida es tuya, privada y sagrada. Deberías compartirla con aquella persona que te haga sentir viva, que te haga sentir que cada segundo a su lado es maravilloso."

Centrándome en la trama, ya desde el inicio la vida de Eadlyn es caótica. Su situación se ha complicado de la noche a la mañana, se encuentra sola y desorientada, pero no por ello se deja vencer. Con la introducción de algún que otro personaje nuevo y la participación de los ya conocidos, la cosa comienza a ponerse interesante, el fin de la Selección cada vez está más cerca, algún que otro secreto hasta la fecha desconocido para Eadlyn sale a la luz y, sobre todo, de cara al final las cosas parece que se complican. 

Por supuesto, el romance es clave en este libro, uno de los pilares importantes de la historia y de La ¿Encontrará finalmente Eadlyn el amor? ¿Conseguirá la princesa de hielo derretir su corazón y entregárselo a alguno de los candidatos de La Selección? Tenía mis dudas con respecto a si finalmente habría alguien y quién podría ser el afortunado. La verdad es que en este ámbito me ha sorprendido, no solo por la decisión final, sino también por la madurez con la que la afronta. 
Selección.

En realidad, una vez que comencé el libro no pude despegarme del mismo hasta haberlo finalizado. No sé si serían las ganas y ansias de saber cómo acabaría todo, de descubrir el final de una serie que tanto me ha gustado, que el ritmo es bastante ágil y te sumerges en la historia por completo sin ser consciente de ello, o una mezcla de ambas cosas, pero os aseguro que las páginas volaban entre mis dedos y cada final de capítulo me abría el apetito para continuar con el siguiente.

Desde La Selección quedé prendada del estilo de Kiera Cass, muy sencillo pero adictivo, con diálogos y las descripciones justas en los momentos adecuados. Me gusta los personajes que crea, el carácter que los da y cómo los va introduciendo en la historia. Espero poder seguir disfrutando de muchas más de sus historias en un futuro -espero- no muy lejano.

Y ahora si, con referencia a ese final... reconozco que se me pasó volando, me resultó algo precipitado como se solucionaba todo, pero lo que más me dolió de todo fue ese epílogo tan extraño. Me hubiera gustado un epílogo diferente, donde la autora nos contara cómo estaba todo unos años después, pero entiendo que de esa forma la historia nunca tendría fin. Aún así, aunque extraño, el epílogo ha sido algo bonito y, aunque precipitado, os aseguro que el final... es el final digno de una reina.

La Corona ha sido el broche de oro para una serie que me ha enamorado con cada una de sus entregas. Secretos, chantajes, situaciones complicadas, madurez y amor es lo que he encontrado en cada una de las páginas de este libro. Una desenlace digno de una auténtica reina.


Gracias a Roca Editorial.

      


1 comentario:

  1. Hola!! Esta ha sido precisamente mi última lectura y como tú le tenía unas ganas locas y no me ha decepcionado en absoluto!
    Besitos ^^

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por aquí y dejarme tu más sincera opinión, pero si no quieres que tu comentario sea eliminado recuerda hacerlo siempre con respeto y sin spam (ya sea a blogs, webs, concursos y/o similares). ¡Un abrazo!